¿Quiere ayudar a reescribir las vidas de los afectados por las minas en Colombia? Descargue la tipografía de Letras de Apoyo desde $5.000 pesos en www.letrasdeapoyo.com o adquiérala en cualquier punto VIA Baloto del país. #LetrasDeApoyo

VER VIDEO
COMPARTIR

EL ABC

Esta pieza que simula más la pata de un semoviente que la pierna de un humano, perteneció a un adolescente.

Foto: Ana Vallejo

EL ABC

DE LAS MINAS

Desde 1914 se habla de minas antipersonal en el mundo. Las que hay en Colombia son únicas: cuestan mucho menos, hacen más daño y es muy difícil encontrarlas.

S

e cree que en 1970 aparecieron las minas antipersonal en Colombia. Mientras el Ejército protegía con ellas los batallones y las líneas de comunicación, el Eln y las Farc descubrieron que eran ideales para cuidar cultivos ilícitos y detener la ofensiva del Ejército. Hasta los paramilitares recurrieron a ellas. Por décadas fueron el arma perfecta: evitaban la confrontación directa entre los actores armados. Pero a mediados de los años noventa el mundo tomó conciencia del daño indiscriminado que ocasionaban a los civiles y las prohibió a través del Tratado de Ottawa, firmado el 3 de diciembre de 1997. En Colombia el Ejército retiró las que tenía instaladas, nunca las volvió a usar y desde entonces lucha por erradicarlas. Sin embargo, la guerrilla y los paramilitares aprendieron a hacerlas cada vez más baratas, dañinas y difíciles de detectar.





DÉCADAS DE MINAS

Las minas antipersonal han hecho parte de la estrategia militar de los ejércitos nacionales y de los grupos armados irregulares. Así han evolucionado a lo largo de la historia:

imagen

1914 - 1918

La Primera Guerra Mundial se libró en trincheras, donde introdujo el uso sistemático de minas antipersonal.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

1938 - 1945

El modelo de producción en masa contribuyó para que, durante la Segunda Guerra Mundial, la industria militar desarrollara un mayor número de minas antipersonal.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

1970

Se estima que a partir de esta década se empiezan a usar como arma de guerra en Colombia.

El Ejército Nacional, por medio de Indumil, producía las minas tipo MAP1 Y MAP2 para proteger los batallones y las líneas de comunicación.

El ELN y las Farc empezaron a instalar minas para proteger los cultivos ilícitos, así como para detener la ofensiva del Ejército.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

1977

Ante la grave situación de las víctimas de conflictos armados internacionales y no internacionales, se realiza la Convención de Ginebra, donde se prohíbe usar armas indiscriminadas contra la población civil en tiempos de guerra.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

1980

Naciones Unidas celebra el Convenio Sobre Ciertas Armas Convencionales, que prohíbe usar armas consideradas excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

1981

Según el Centro Nacional de Memoria Histórica, Luis Evelio Urrea Rodríguez se convirtió en la primera víctima de una mina antipersonal registrada en Colombia. El hecho se produjo en Corinto, Cauca, el 22 de enero de ese año.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

1990

Las víctimas de minas antipersonal empiezan a ser contabilizadas y registradas por el Estado. Antes de ese año, los registros dependen de las notas de prensa.

El uso indiscriminado de minas en guerras como en los Balcanes, Somalia y Colombia, entre otras zonas, alertó a la comunidad internacional sobre la necesidad de restringir la producción de estos artefactos. Fue el primer paso para lo que se conoció más adelante como la Convención de Ottawa.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

1993

Tras la octava conferencia de las Farc, en Guaviare entre el 11 y el 18 de abril, el grupo guerrillero oficializa el uso de minas antipersonal como parte de su estrategia de guerra.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

1993

Nace la Campaña Internacional para la Prohibición de Minas Antipersonal, gracias a la coalición de Human Rights Watch, Handicap International, Vietnam Veterans of American Foundation, entre otras organizaciones de carácter humanitario.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

1996

El Ministerio de Defensa ordena a Indumil detener la producción de minas antipersonal en Colombia.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

1997

El 3 de diciembre se firma la Convención sobre la prohibición de minas antipersonal, comúnmente conocida como Convención de Ottawa. El tratado prohíbe a los estados firmantes adquirir, producir, almacenar y utilizar minas antipersonal.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

1999

El 1 de marzo entra en vigor la Convención de Ottawa, firmada por 123 Estados.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

2000

El Congreso de la República ratifica la firma de Colombia en la Convención de Ottawa.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

2001

El gobierno de Colombia se compromete a desminar su territorio en un plazo de diez años. La Vicepresidencia de la República crea el Observatorio de Minas Antipersonal, como el organismo de monitoreo, diagnóstico y registro de esos artefactos.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

2003 - 2004

El Ejército Nacional destruye 18.531 minas antipersonal y almacena 816 minas para entrenamiento estrictamente militar.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

2005

El Ministerio de Defensa crea el Batallón de Desminado, cuya labor es desarrollar operaciones en áreas con presencia de minas antipersonal a nivel nacional.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

2011

Se cumplen diez años de la entrada en vigencia de la Convención de Ottawa y el gobierno colombiano aún no logra desminar la totalidad de su territorio. Ante eso, solicita una prórroga de diez años y entrega un plan de desminado.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

2012

El gobierno de Colombia se compromete a desminar su territorio en un plazo de diez años. La Vicepresidencia de la República crea el Observatorio de Minas Antipersonal, como el organismo de monitoreo, diagnóstico y registro de esos artefactos.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

2014

En el marco de los diálogos de paz en La Habana, las delegaciones del gobierno nacional y las Farc llegan a un acuerdo en materia de cultivos ilícitos y limpieza de zonas con presencia de minas. Como parte de la intención de desescalar el conflicto, se acuerda un plan piloto de desminado humanitario entre el gobierno nacional y las Farc. El municipio de Zambrano (Bolívar) es declarado libre de sospecha de minas con 6 artefactos explosivos destruidos.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

2015

El primero de julio inicia el plan piloto de desminado humanitario en la vereda de El Orejón, ubicada en el municipio de Briceño (Antioquia). Por primera vez guerrilleros y soldados trabajan conjuntamente para ubicar las minas y desinstalarlas. San Francisco (Antioquia) es declarado municipio libre de sospecha con 314 artefactos explosivos destruidos. A final de año comienza el plan piloto de desminado humanitario del Meta, en el municipio de Mesetas, que tiene 115 víctimas de minas.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

2016

San Vicente de Chucurí (Santander), uno de los lugares donde se instalaron las primeras minas en Colombia, es declarado municipio libre sospecha. Se destruyeron 100 artefactos explosivos. El presidente Juan Manuel Santos activa la Brigada de Desminado Humanitario, un grupo de militares expertos en desactivar este tipo de explosivos, para reforzar las tareas que viene realizando el Batallón de Desminado Humanitario y que para 2017 contará con 10 mil hombres. La Dirección de Acción contra Minas asigna tareas de desminado humanitario en 48 municipios donde operarán The Halo Trust, la Campaña Colombiana Contra Minas, Handicap International, la Infantería de marina, Ayuda Popular Noruega y la Brigada de Desminado Humanitario.

VER DESCRIPCIÓN





¿CUÁL ES LA DIFERENCIA

Aunque se parecen, no todas las minas antipersonal son iguales. Según Halo Trust, la única ONG que hace desminado humanitario en el país, estos son los tipos de artefactos que hay en Colombia:

imagen

1. Mina improvisada (Tipo química por presión)

· Tiene bajo contenido metálico.
· Han aparecido en profundidades de 2 a 17 centímetros.
· Se fabrica en múltiples envases: botellas y contenedores plásticos y de vidrio, plásticos de veneno, herbicidas, y tubos de PVC, entre otros.
· El explosivo se compone de nitrato de amonio, ACPM, aluminio (en polvo o viruta); en un rango entre 450 y 800 gramos.
· Se activa al pisar la jeringa en la parte superior del artefacto.
· El ácido inicia una reacción exotérmica en el detonador, lo cual produce la explosión.
· La principal consecuencia de la activación de este tipo de mina es la onda explosiva.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

2. Mina improvisada (Tipo eléctrica por presión)

· El mecanismo de activación está separado de la carga explosiva.
· Está contenido en envases de vidrio o metálicos de alta densidad, como los cilindros de gas.
· Puede tener versiones artesanales de nitrato de amonio, ACPM, o aluminio (en polvo o viruta) en cantidades entre 250 y 2.500 gramos.
· Se activa tras pisar la jeringa, que se encuentra separada de la carga explosiva.
· Por su sistema eléctrico, cambiar las baterías permite prolongar la vida útil del artefacto.
· La explosión se produce cuando se cierra el circuito eléctrico. Así se inicia el detonador que está en contacto con el explosivo.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

3. Mina improvisada (Tipo pirotécnica por tropiezo)

· Usada por grupos guerrilleros y paramilitares durante repliegues tácticos.
· Fabricarla no tiene mayor complejidad, y sus efectos son altamente efectivos.
· Puede estar dentro de múltiples envases: botellas y contenedores plásticos y de vidrio, plásticos de veneno, herbicidas, tubos de PVC, o bolsas plásticas selladas con cinta.
· En su interior tiene un cordón detonante que multiplica los efectos del Anfo casero (nitrato de amonio, ACPM y aluminio).
· Se activa cuando se produce tensión con el alambre dulce, nylon, o cáñamo que va atado desde la mina a un obstáculo fijo.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

4. Mina improvisada (Tipo eléctrica por movimiento)

· Tiene como objetivo entorpecer las labores de desminado humanitario.
· Está contenida, por lo general, en botellas plásticas de gaseosas.
· Algunas veces lleva un cordón detonante industrial que magnifica el poder destructivo del Anfo.
· Se activa con un leve movimiento de la estructura, o al ejercer presión sobre ella.
· Funciona con uno o dos detonadores activados mediante un circuito eléctrico alimentado por una batería de nueve voltios.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

5. Mina improvisada antigrupal (Tipo eléctrica por tropiezo)

· Utilizada para impedir la ofensiva de tropas enemigas.
· Tiene alta efectividad y se le puede hacer mantenimiento.
· No se necesita mayor despliegue técnico para elaborarla.
· Adicional al explosivo artesanal contiene fragmentos de piezas metálicas (metralla) y en ocasiones materia fecal.
· Se activa por la tensión de una cuerda o nylon que está sujetada a la mina.
· Además de las consecuencias de la onda expansiva, puede producir graves heridas por cuenta de la metralla.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

6. Mina improvisada antigrupal (Tipo química por presión)

· Comúnmente usada en emboscadas y ataques a tropas enemigas.
· Se activa por una reacción química entre el ácido que se inyecta al detonador y el explosivo.
· Entre las afectaciones más comunes de este tipo de mina están los daños producidos por la onda expansiva, fragmentación (a causa de la metralla) y el efecto térmico aumentado, que origina graves · quemaduras.

VER DESCRIPCIÓN
imagen

7. Mina improvisada (Tipo eléctrica, tensión por presión)

· Es una de las más utilizadas por grupos guerrilleros y paramilitares.
· Se le puede hacer mantenimiento, debido a que la carga explosiva se encuentra separada del detonante.
· Los circuitos eléctricos se activan una vez se produce tensión de la cuerda que está amarrada a la mina.
· Los contenedores se impermeabilizan al introducirlos en bolsas plásticas selladas y sellarlos con silicona.

VER DESCRIPCIÓN


Así son las minas que hay en Colombia

Aunque se parecen, no todos los artefactos son iguales ni cumplen la misma función. Estas son algunas de las características de las minas antipersonal instaladas en el país.







MITOS, VERDADES Y MENTIRAS

En el imaginario colectivo existen varias creencias –falsas y ciertas– alrededor de las minas antipersonal.



Su resultado:

Ranking:






MINAS DE LA A LA Z

En la problemática de las minas antipersonal se utiliza un lenguaje y unos términos específicos. Los siguientes son algunos de ellos.




Mina antipersonal (MAP)

Es toda mina fabricada y dispuesta para que explosione por la presencia, proximidad o contacto de una persona. Además, tiene el potencial para incapacitar, herir o matar a una o más personas.


Munición sin explotar (Muse)

Se refiere a la munición explosiva, o arsenal de guerra, que está lista para usar, o ya ha sido utilizada sin estallar. Por lo general, se encuentra abandonada en los campos del país, e incluso puede producir más daño que una mina antipersonal.



Artefacto explosivo improvisado (AEI)

Es un artefacto fabricado artesanalmente, comúnmente utilizado por guerrillas y paramilitares. En su mayoría están hechos con materiales fáciles de conseguir y con un costo relativamente bajo. Se componen de una carga explosiva, un detonador y un sistema de iniciación que lo activa.


Incidente

Así se denomina a los acontecimientos relacionados con minas antipersonal que, dependiendo de su gravedad, tienen potencial para convertirse en accidente.


Trampa explosiva

Es un artefacto explosivo camuflado en un objeto de uso común que, al igual que una mina antipersonal, está diseñado para ser activado por la presencia, la proximidad o el contacto de una o más personas. Muchos objetos comunes pueden contener trampas explosivas: botellas, paquetes de papas, juguetes, etcétera.


Accidente

Es un acontecimiento indeseado, causado por minas antipersonal, y que produce daño físico y/o sicológico a una o más personas.


Educar en riesgo

Son procesos dirigidos a la población civil encaminados a reducir el riesgo de los daños provocados por minas antipersonal, municiones sin explotar o artefactos explosivos improvisados, mediante la sensibilización y el fomento de una cultura de comportamientos seguros.


Desminado humanitario

Son actividades dirigidas a eliminar los peligros derivados de las minas antipersonal, municiones sin explotar y artefactos explosivos improvisados. Lo anterior, con el fin de restituir las tierras a la comunidad para su buen provecho.


Evento

Es el nombre que reciben los accidentes e incidentes causados por minas antipersonal, artefactos explosivos improvisados y/o munición sin explotar.


No es lo mismo

Aunque suelen utilizarse frecuentemente, para los entendidos, los siguientes términos no traducen lo mismo:

· Víctima y sobreviviente:

Muchos de los afectados por minas antipersonal en el país suelen estar en desacuerdo con el calificativo de víctima, pues aseguran que, si bien sufrieron como consecuencia de una guerra que no es suya, prefieren definirse como sobrevivientes. Esto les permite, según ellos, ser vistos como ejemplo de superación y como un actor que tiene mucho que aportar a la sociedad, lejos de ser una carga.

· Instalar y sembrar:

Para las organizaciones que llevan a cabo desminado humanitario en el país, así como para el gobierno nacional, la palabra sembrar dista mucho de lo que significa realmente el fenómeno de las minas antipersonal en Colombia. La siembra está asociada frecuentemente a los temas agrícolas y a la generación de vida, por ello, al acto de minar el territorio se le llama instalar.

Fuente: Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal, Campaña Colombiana contra Minas y The Halo Trust.







SALDO EN ROJO

En Colombia desactivar una mina antipersonal cuesta casi 360 veces más que fabricarla. Estos son algunos de los números que retratan el flagelo en el país.




Números explosivos

El costo máximo de una mina antipersonal genérica, como la mayoría de las instaladas en el país, es de
$14.000


Los detectores utilizados para identificar minas antipersonal instaladas bajo tierra pueden costar hasta
$12 millones



El costo estimado para desminar la totalidad del territorio nacional en los próximos 10 años es de
327 millones
de dólares

Eso sin contar los
500 millones
de dólares
que costará el mantenimiento de la Brigada de Desminado Humanitario del Ejército.


Actividades de desminado

Según cifras del Batallón de Desminado del Ejército, desactivar una mina antipersonal puede costar entre.
$3 y $5 millones

Ejemplo: Para The Halo Trust, la primera organización civil que hizo desminado humanitario en el país, desminar el área de La Chusmarina
(4.366 metros cuadrados) del municipio del Carmen de Viboral (Antioquia) le costó el salario de
6 desminadores, un líder y un supervisor, por cerca de 2 meses y medio.
Las condiciones del terreno y el clima determinan en gran parte a cuánto ascienda la cifra.


Reparar el daño

Según el Cirec, una de las fundaciones sin ánimo de lucro que busca mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad en el país, las prótesis que se ofrecen en el mercado oscilan entre
$2 y $160 millones de pesos
El precio varía según si el miembro es inferior o superior, y de la capacidad y tecnología.

El 85 por ciento de las prótesis adquiridas suplen un miembro inferior, y el precio promedio que se paga por ellas es de 11 millones de pesos.

Los niños deben cambiar su prótesis cada año, y los adultos cada cinco.

La mayoría de los eventos por minas antipersonal se presentan en zonas rurales. Por ello, los afectados deben viajar a ciudades principales y/o intermedias para hacerse examinar, adaptarse a la prótesis, y recibir asistencia médica y sicológica.

Traslado, adaptación y hospedaje: $2.500.000 por 3 meses.


El deber del Estado

Según la Ley Estatutaria 1618 de 2013, en Colombia
" todas las personas con discapacidad tienen derecho a procesos de rehabilitación con el objetivo de lograr y mantener la máxima autonomía e independencia. Los niños y adolescentes, las mujeres en estado de embarazo, los desplazados y víctimas de la violencia y del conflicto armado, la población adulta mayor, las personas que sufran enfermedades, huérfanos y personas en condición de discapacidad gozarán de la especial protección del Estado".

Por eso, su cuidado en salud no estará limitado por restricción económica o administrativa alguna y las instituciones del sector deberán garantizar las mejores condiciones de atención. Sin embargo, muchas de las víctimas de minas no han podido ejercer este derecho.


Educar en riesgo

Para prevenir la ocurrencia de eventos por minas antipersonal, varias organizaciones como Acción contra Minas, Unicef y Campaña contra Minas, entre otras, han desarrollado un programa preventivo. Al igual que la reparación de víctimas, educar en riesgo también tiene ciertas implicaciones económicas que vale la pena tener en cuenta.

En promedio, atender 5 municipios –en los que participen 20 educadores en riesgo, y que, además, cuente con herramientas pedagógicas como cartillas, manillas, afiches, juegos didácticos, plegables, etcétera– cuesta $250 millones de pesos.

Este valor incluye, también, los desplazamientos de los educadores, su alojamiento, alimentación y capacitación.